jueves, 6 de diciembre de 2018

Lecturas del maratón Guadalupe-Reinas 2018


Otro año, otra edición del fabuloso maratón de lectura "Guadalupe-Reinas"; la gran actividad anual de Librosb4tipos. A nivel de equipo estamos muy orgullosas con la fabulosa respuesta del año pasado (rompimos booktube, la verdad) y estoy segura que esta segunda edición no sera la excepción.
Para las personas que no son mexicanas y no entienden el nombre del evento, como referencia cultural les comento que en México existe el concepto de "Guadalupe-Reyes", que es celebrar las fiestas navideñas con mucha intensidad del día 12 de diciembre (Virgen de Guadalupe) al 6 de enero (Día de Reyes) pero nosotras decidimos darle un giro al invadir estas fechas con libros escritos por mujeres. Diseñamos un maratón de lectura que consiste en 10 consignas orientadas este año a la diversidad geográfica  que deben leerse durante estos 26 días.
 El año pasado les hice una entrada con las lecturas que escogí y ahora les traigo las del 2018 junto con las consignas. 


  1. "Ella trae la lluvia" de Martha Riva Palacio Obon.  Hasta donde he leído reseñas, se que es un libro que habla sobre la migración,voces perdidas y los testimonios silenciados lo que me parece muy adecuado para los tiempos tan revueltos que estamos viviendo. 
  2. Italia. Como 2018 fue oficialmente el año de Italia en mi vida, decidí leer uno de los tres títulos que conforman la compilación "Crónicas del desamor" escrito por Elena Ferrante, por supuesto y el que escogí fue "El amor molesto". 
  3. "El eterno femenino" de Rosario Castellanos. Una obra única en el teatro mexicano que aborda el tema de la femineidad en un mundo dominado por hombres pero siempre con este tono muy pícaro. Este título también fue una lectura conjunta del colectivo así que en el peor escenario podría calificar como otra consigna también. 
  4. "Nuestra Sangre" de Andrea Dworkin. Uno de los grandes textos del feminismo radical y del que tengo mucha vergüenza no haber leído, solo he leído cosas fabulosas de ella y tengo hasta un poco de miedo sobre como este texto puede sacudir mi vida. 
  5. "Salvaje" de Cheryl Strayed. A mi ella me encanta, tanto a nivel escritora y como ser humano. No es la gran pluma y no va a transcender a nivel internacional pero  me interesa leer como fue su travesía recorriendo a pie la costa del Pacifico de Estados Unidos y el ejercicio de auto reflexión del viaje. 
  6.  "Las cárceles que elegimos" de Doris Lessing. Esta opción puede cambiar porque dependo por completo de que el titulo este disponible en la biblioteca pero como autora estoy segura que me voy a inclinar por ella. 
  7. Mi mamá es una completa apasionada de la pluma de Gioconda Belli y yo nunca me he dado una oportunidad con su pluma, así que leeré "La mujer habitada".
  8. "El peligro de la historia única" de Chimamanda Ngozi Adichie. Aquí es donde viene la trampa porque este libro es SUPER corto pero Chimamanda es una de las grandes y me encanta todo lo que escribe así que me siento muy confiada de poder cumplir esta meta
  9. "We are Ok" de Nina Lacour. He leído reseñas muy positivas de este libro y lleva en mis estanterías mas de 6 meses. La portada es muy bonita, es de corte juvenil y habla sobre perdida y nuevos comienzos así que pinta bien. 
  10. Prácticamente he leído todos los libros del colectivo, solo me faltan 3 de los cuales voy a leer 1 en otra consigna y el otro no me interesa así que solo me queda "Una habitación propia" de Virginia Wolf. 

No olvides seguir a Librosb4tipos en todas sus redes sociales para participar en los retos y sorteos. 



Felices fiestas 🙂 <3

viernes, 23 de noviembre de 2018

"Los hermosos años del castigo" por Fleur Jaeggy

Sinopsis
En el Bausler Institut, un internado femenino situado en el cantón más retrógrado de Suiza, el Appenzell, se respira una densa atmósfera de cautiverio, sensualidad inconfesada y demencia. En estos parajes por los que paseaba el escritor Robert Walser, y donde se suicidó tras permanecer treinta años en un manicomio, se desarrollan la infancia y la adolescencia de la narradora, quien las rememora desde la madurez. En ese colegio imaginario que permanece, transfigurado, en la memoria, la narradora se sentirá irremediablemente atraída por la «nueva»: hermosa, severa, perfecta, figura enigmática que parece haberlo vivido todo, y que le deja entrever algo a la vez sereno y terrible.

Valoración personal
He de reconocer que no conocía de nada a esta escritora hasta mi clase  de literatura italiana contemporánea con el profesor Luis Bugarini (@Luis_Bugarini)  y mientras describía la obra de la autora me emocioné al notar las similitudes que compartía con Elena Ferrante. Mas tardé en salir de clase que en tratar de conseguir un libro de ella  y para mi mala suerte, me topé con la noticia de que la autora está alejada por completo de los circuitos editoriales. El único lugar donde pude encontrar dos de sus libros (¡gratis!) fue Bookmate (enlace) y escogí "Los hermosos años del castigo".

El libro tiene poco mas de 100 páginas y si bien, fue una experiencia completamente distinta a leer a Ferrante, lo disfrute muchísimo. Mientras ella es emocional e intensa, Jaeggy usa frases sencillas y asépticas siempre vistas a través de los deslavados recuerdos de la protagonista. Al desarrollarse la historia en un internado para jovencitas, el ambiente es siempre severo y claustrofóbico lo que reduce la acción de la novela a algo mas sensorial. El personaje que lleva la voz cantante es Frederique, una chica de actitud altiva que cautiva por completo a nuestra protagonista con la sagacidad de sus pensamientos.  Entre el desconcierto y la atracción , comienzan estos diálogos nocturnos por encontrar su lugar en un lugar que permanece estático y donde nadie tiene derecho a perder la posición asignada. 

Le di una calificación de 4 conejitos porque sufrí mucho con los saltos de tiempo en la narración pero recomiendo encarecidamente que le des una oportunidad a la pluma de la autora y su capacidad de poner la verdad al desnudo en una sola oración. 

Como extra, la portada es muy bella y la ilustración corresponde a "Estudio de mujeres" de Fernand Khopff. 



Sobre la autora
Fleur Jaeggy es una escritora suiza de nacimiento y de lengua materna italiana.  Tras completar sus estudios en Suiza, Jaeggy se fue a vivir a Roma, donde conoció a Ingeborg Bachmann y Thomas Bernhard. En 1968 se fue a Milan a trabajar para la editorial Adelphi Edizioni y se casó con Roberto Calasso. Su primera obra maestra fue la novela "I Beati anni del castigo" (1989). El Times Literary Supplement nombró su novela "Proleterka" como el mejor libro del 2003. También es traductora al italiano de Marcel Schwob y Thomas de Quincey.

viernes, 16 de noviembre de 2018

El no tan sútil arte de subrayar libros.



Desde pequeños nos enseñan a abordar los libros como objetos de culto, darles esta suerte de carácter sagrado  con frases del estilo “ son la puerta a la sabiduría, bla, bla, bla” que  no hacen otra cosa mas que general culpa cuando los subrayas. Y nótese que por "subrayar" me refiero realmente a  personalizar: escribir en los márgenes, hacer observaciones, resaltar citas y señalar palabras.  Muchos llegamos  a los libros cargados de estos escrúpulos, que un libro que “vale” debe estar impoluto, intacto, ajeno por completo al paso del tiempo lo cual es una opinión QUE NO COMPARTO  y he aquí mis razones.
La lectura no es un diálogo hoja-mente, ni mucho menos editorial- persona.NO. La lectura es el descubrimiento que hago de mi mismo cuando se cruzan mis experiencias personales con las que otra persona puso en palabras. Es decir, la voz que escuchas en tu cabeza mientras lees. Eso es la experiencia lectora para mi y lo que busco obtener cada que comienzo un nuevo título.
 Los libros NO son cuerpos vivos, no son personitas o animalitos que sufren cuando se les daña, no se mancillan por un rayón  de la misma manera que una persona no se desvaloriza cuando se hace un tatuaje.  A estas alturas creo que queda claro que soy una persona que disfruta bastante de hacer anotaciones en mis libros. De pequeña justificaba el habito por la práctica escolar y ahora de grande, sencillamente porque si yo pagué por el ejemplar; no tengo que andarle dando explicaciones a nadie. 
Respecto a mi método, no hago nada en particular mas que señalar citas o frases que me gustan en particular (recomiendo ampliamente los resaltadores en gel)   y cuando es un párrafo completo, lo coloco entre corchetes.   En el caso de las novelas románticas a veces si me emociono y hasta pongo onomatopeyas o reacciones de como me hizo sentir la escena. En el caso de los libros en inglés, siempre tengo una libreta a mano donde voy escribiendo las palabras que no entiendo o pongo un post it para complementar mis observaciones. 

Si tuviera que poner en una balanza los dos aspectos de subrayar, estas serían mis conclusiones: 
LO BUENO 
  • No hay dos subrayados iguales. Es virtualmente imposible que dos personas encuentren atractivas exactamente las mismas citas y as mismas partes de un libro.  Por lo tanto, el libro deja de ser “The Bell Jar” para ser  "El ejemplar de The Bell Jar de Ati". 
  • Subrayar sirve también para dejar rastro. Lo que tu señales hoy no le resultara atractivo a tu yo del futuro y al consultarlo, por cursi que pueda sonar, es una forma de explorar tu pasado, de ver quien fuiste,quien eres y a donde te diriges. Si, se que es un arma de doble filo pero creo que tiene mas de positivo que de negativo.
LO MALO

  • El principal enemigo a vencer es el exceso, algo de lo que yo me declaro culpable. Como la compulsiva del marcatexto que soy abuso de la herramienta y cuando regreso a la obra un par de años mas adelante me veo con que destaque pasajes bastante cursis o hice anotaciones que al final pecan de estúpidas. Destacar es elegir: no puedes tenerlo todo. Vamos que si lo destacas todo es mejor que no destaques nada.
  • Prejuicio contra los libros subrayados. Salvo razones de fuerza mayor, como que sean de la biblioteca municipal el único motivo por el que se me ocurre es por que se tienen intenciones de venderlo y puede efectar su precio final.
Como conclusión, cuando sientes que algo en sus páginas te mira a los ojos, que le habla a tu corazón subráyalo.  Ni eres peor persona, ni te conviernes en un monstruo y no te van a expulsar de la Real Academia de Lector (aunque a veces así parezca en twitter o booktube).
¿Ustedes qué opinan? ¿Marcas tus libros? ¿Está bien o mal?

***
Este post está inspirado en la entrada de mi querida amiga Abril G. Karera, titulada "No subrayo mis libros, pero los tiro". No olviden seguir su fabuloso contenido.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...